Saltear al contenido principal
Historia De La Pachamanca

Historia de la Pachamanca

La pachamanca es un plato milenario de origen peruano considerado Patrimonio Cultural de la Nación. te traemos un artículo para que conozcas más sobre el origen de Pachamanca, su preparación, y los mejores lugares para probarla.

Los Orígenes de la Pachamanca

Desde épocas ancestrales la gastronomía peruana era muy especial y utilizaba distintas técnicas culinarias para la conservación y preparación de los alimentos.

La pachamanca forma parte de la herencia de nuestros antepasados, la más representativa de los Incas, una comida imponente que hasta el día de hoy nos representa a nivel mundial.

«Pacha» significa «tierra» y «manka» significa «olla». La pachamanca es más conocida como «olla de tierra». Se trata de un delicioso y tradicional platillo cuyo proceso tiene como pilar principal la cocción de los alimentos mediante el contacto con piedras calientes dentro de un hoyo cavado bajo tierra.

La pachamanca era una forma de rendir culto a las divinidades del mundo andino, una forma sutil de hacer un pago a la tierra después de lo que llamaban una buena cosecha.

Su historia se remonta a la cultura Wari, entre los años 500 y el 1,100 d.C., que luego continuaron los Incas a partir del siglo XIII. Ellos honraban la fertilidad de la tierra al consumir lo que habían cocido en un hoyo en la tierra. Todo esto se llevaba a cabo en medio de ritos y celebraciones.

Este plato fue evolucionando con el tiempo y su consumo se encuentra presente en casi todo el territorio peruano, con énfasis en regiones de la sierra como AyacuchoJunínHuancavelica y Huánuco. Si bien se utilizan los mismos ingredientes, en cada ciudad varía el procedimiento y la manera para sazonarlo.

Historia de la Pachamanca

Como supremo festín andino y representante de nuestra cultura y gastronomía, la pachamanca es una fiesta grupal. Con ella se celebran fiestas cívicas, religiosas, familiares, y más. En su preparación intervienen muchas personas, cada una con un rol especial.

La preparación depende del lugar y de las manos que intervengan. Pero los ingredientes casi siempre son los mismos, al menos los principales.

Ingredientes de la Pachamanca

Se necesita carne de res, de cerdo, cordero, pollo o cuy; también se requieren saborizantes como chinchoculantro y ají; por último, papascamoteyucahumitas de choclo (maíz fresco molido) dulces y saladashabas, y queso derretido.

El paso básico es crear un hoyo en la tierra con una pala o algún instrumento que lo permita. Así, se forma una especie de horno y allí se colocan piedras previamente calentadas con leña o carbón para proceder a la cocción. Hay que recordar que no todas las piedras son aptas.

Una vez realizado este «horno», se introduce la carne sazonada, macerada con saborizantes y envuelta en hojas de plátano. Se coloca sobre alguna superficie portante, ya sean piedras, lajas o bandejas metálicas. Lo mismo se hace con los adicionales, como las papas, los choclos y las habas.

Al final se cierra el «horno» de manera tradicional, cubriéndolo con hojas de plátano y nuevamente con tierra o con otro mecanismo. La idea es que se cierre para concentrar el calor en el hoyo y así asegurar la cocción de los ingredientes.

El tiempo que se debe dejar varía entre 40 a 90 minutos, dependiendo de la cantidad de alimentos o del conocimiento del cocinero.

La forma tradicional de servir la pachamanca es tender una manta en el suelo y colocar en bandejas o platos las papas, habas, camotas, humitas, carnes, y demás. Todos los comensales pueden coger y comer a gusto sin limitarse, como si se tratase de un buffet. Después de servirlo, se puede añadir el japchi (que es un ají de rocoto), queso derretido o algún otro acompañante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *