Saltear al contenido principal
Líneas De Nazca: Solución Al Cambio Climático

Líneas de Nazca: Solución al Cambio Climático

Las Líneas de Nazca aquí en Perú han dado pie a muchas historias sobre su significado. Desde lugares de culto a dioses ancestrales, hasta pistas de aterrizaje para formas de la vida extraterrestre. Pero sin duda alguna nunca dejan de faltar las teorías en esta área del pais.

Ahora no muy lejos de la fantasía generalizada, alrededor de este emblemático lugar, un equipo multidisciplinar e internacional liderado por el español Carlos Hermida explica, con pruebas contundentes, que los relatos de alienígenas pueden guardarse en un cajón.

Este equipo, que forma parte del proyecto Salvar Nazca, lo integran, aparte de Hermida, Luis Cabrejo, investigador peruano y coautor principal; Ana Mafé García, turismóloga y doctora en Historia del Arte; y Xosé Manuel Carreira Rodriguez, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos.

Explicado por Hermida, “los asentamientos preincas de la zona tenían un sistema con el cual no se daña a la naturaleza y se conduce el agua a las mil maravillas, a lo largo de  20 o 30 kilómetros de distancia”.

De esta forma, las Líneas de Nazca hacen referencia a un término que los preincas que habitaron la zona desértica, entre los años 200 a.C y 600 d.C, conocían muy bien: las cosechas de agua. “Esto es lo que hacen las Líneas de Nazca: dominar el agua y conducirla donde quieres para luego distribuirla”.

Se trata de “una técnica muy contrastada generación tras generación que no solo da agua en los desiertos, sino que te ayuda a controlar el mismo en diferentes temporadas y épocas del año con condiciones de humedad muy diferentes”.

Así, esta ancestral técnica de transporte de agua a través de vastas extensiones puede ser la solución para abordar la desertización del planeta Tierra a consecuencia del calentamiento global.

Por otro lado, la explicación sobre su origen barre del terreno de la especulación y las teorías de la conspiración  y señala las oportunidades que ofrece al turismo en España.

La solución para poner fin al cambio climático

El agua es el bien más preciado para la existencia de la vida humana, un dato que los preincas conocían de primera mano. Tan solo el 3% del agua del planeta Tierra es potable y se prevé que la demanda a nivel mundial crezca entre un 20% y un 30% hasta 2050.

Ante este panorama desolador, los investigadores aseguran que es necesario reconstruir las Líneas de Nazca en diferentes lugares del planeta. “Con ello se conseguiría, incluso, renovar la fauna y la flora autóctonas en zonas del mundo cercanas a un desierto”, asegura Hermida.

En este punto concuerda Ana Mafé, turismóloga del proyecto, quien advierte en una entrevista con Business Insider de que “es el momento de que el ser humano se replantee recolectar agua o cosechar agua, sin hacer ningún tipo de obra invasiva y poco sostenible, como estamos malamente acostumbrados”.

Los preincas, además, no contaban con los aparatos y la tecnología de los que dispone la humanidad en el siglo XXI, como dispositivos GPS, topógrafos, apisonadoras, excavadoras…

“Hay saberes que cuando se recuperan con la tecnología del siglo XXI todavía pueden dar mucho más de lo que en su día ofrecieron a ese grupo de humanos”, según Mafé.

En este sentido, el proyecto Salvar Nazca ofrece ese conocimiento ancestral para ofrecer soluciones a los problemas a los que se enfrenta el ser humano en el siglo XXI, como es la pobreza hídrica de algunas zonas del planeta.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *