Saltear al contenido principal
El Gato En Las Líneas De Nazca

El Gato en las Líneas de Nazca

La figura del Gato en las líneas de Nazca, es la última en ser descubierta de manera casual en Enero del año 2020. Y es que las líneas de Nazca no dejan de sorprender y ser noticia a nivel mundial. Un felino que reaparece a la vista del público después de estar oculto durante muchísimo tiempo.

Es muy importante esta información porque trae una buena noticia para los peruanos, luego de que los dos últimos años han sido difíciles para el turismo y la economía en general, por causa de la pandemia del covid 19 que causó el cierre de los icónicos lugares de visitas históricas y turísticas entre ellas las líneas de Nazca.

Descubrimiento del Gato en las Líneas de Nazca

El descubrimiento de la felina figura del gato en las líneas de Nazca fue realizada de manera fortuita. No fue el resultado de unas investigaciones previas, sino por casualidad.

Sucedió cuando el personal del Ministerio de Cultura del Perú se encontraba realizando las labores del proyecto de limpieza, mantenimiento y conservación de los geoglifos ubicados en el mirador Natura, donde trazaban una nueva ruta de acceso a la cima del mirador y fue cuando los técnicos notaron trazos antiguos con características de ser no naturales.

Arqueólogos del Ministerio de Cultura realizaron la investigación recabando fotografías por medio de satélites y drones, luego de los análisis del material, descubren el geoglifo de un gato rayado, de unos 57 metros de alto a lo largo de 18 metros; en posición de descanso o sentado.

El Gato en las Líneas de Nazca

Historia del Gato en las Líneas de Nazca

Johny Isla, arqueólogo del Ministerio de Cultura y líder del equipo encargado de la restauración y preservación de todo el patrimonio cultural y arqueológicos ubicados en Palpa y Nazca fue quien lideró las investigaciones del geoglifo del gato y entregó la información de que la figura del gato es un geoglifo zoomorfo de líneas gruesas, hecho en la ladera del mirador Natura que está opuesta a la carretera Panamericana, la cual corre cerca de dicha colina.

Lo cual explica el porque no fue notado antes. Las líneas fueron limpiadas y restauradas ya que la erosión natural del lugar lo había deteriorado en algunas partes.

La investigación de Isla y su equipo determinó que los autores del gato de las líneas de Nazca fueron los Paracas, antecesores de los Nazcas y que habitaron la región entre los siglos 8 y 1 a.c .

El gato está datado al final del periodo de los Paracas, por lo que el geoglifo tiene entre 2000 y 2100 años de antigüedad. El gato era considerado por los Paracas una divinidad principal, el cual lo conseguimos en la cerámica y los textiles Paracas.

Otra característica del geoglifo del gato que lo asocia a los Paracas es el estilo de su construcción, ya que los Paracas construían los geoglifos en colinas circundantes y con formas que fueran visibles en tierra a poca distancia de altura; en cambio los Nazcas quienes heredaron las técnicas Paracas, hacían los geoglifos mucho mas extensos, con líneas mas estilizadas y visibles a grandes alturas. La impresión es que los geoglifos Paracas eran para los hombres y los Nazca para los dioses.

El Gato en las Líneas de Nazca

Como es el Gato en las Líneas de Nazca

El gato de las líneas de Nazca es un felino que tiene 57 metros de altura, las orejas son puntiagudas y los ojos redondeados, lo cual es característico de un gato, las patas delanteras juntas y alargadas hacia adelante, las traseras recogidas, la cola es rayada y se encuentra echado sobre su lado izquierdo en la posición típica de un gato al descansar.

Y ahora una importante figura se añade al acervo cultural y espera que vengas a Nazca a visitarlo, puedes hacerlo con nuestro Tour a las Líneas de Nazca, un Sobrevuelo de 35 Minutos sobre las figuras más importantes.

Calificación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *